sábado, 25 de junio de 2016

CONSEJEROS DEL GORESAM SUPERVISARON OBRA DE CONSTRUCCION DEL HOSPITAL DE SAPOSOA


Los consejeros regionales del GORESAM , de las Provincias de Huallaga, Moyobamba, Rioja, Picota, Bellavista, Lamas y el Alcalde Provincial de Huallaga Arístides Grandez Peñaherrera supervisaron los trabajos de construcción del nuevo Hospital de Saposoa, uno de los proyectos más anhelados de la población huallaguina y que a más tardar estaría concluido en el mes de setiembre del presente año.
Dichas autoridades regionales constataron que la obra a cargo del Consorcio Salud Saposoa viene avanzando de  acuerdo a lo planificado y recorrieron los diferentes sectores de la imponente infraestructura verificando los trabajos de arquitectura, instalaciones eléctricas, construcción de rampas y veredas, entre otros.
Al respecto el Ing. Supervisor de esta obra Pedro Beltrán Toribio  dio a conocer a la delegación: “Hemos empezado esta obra con una deficiencia muy grande que ha sido la aprobación del contrato, en la que nos contrataron por un  proyecto de  42 millones, pero en el transcurso del proyecto la obra se fue a 48 millones y recién nos han aprobado una adenda lo que nos llevó a aun perjuicio económico en todo nuestro avance.
La valorización de los meses de enero a marzo tampoco se nos cancelaba por un  tema de transferencia de dinero del GORESAM y nosotros tenemos 200 trabajadores y todos están al día en sus pagos.
Al 30 de mayo en infraestructura hemos avanzado 78%, en arquitectura 20%, instalaciones sanitarias 27%, instalaciones eléctricas 52%, instalaciones mecánicas 35%, ese es el avance al 30 de mayo con todas las deficiencias que les he explicado.
Tenemos una meta al 28 de julio que todo lo que es obra civil debe estar terminado.
Sabemos que para setiembre la cosa está un poquito ajustada con nuestra meta terminada en su plazo, pero no corresponde una ampliación de plazo por el tema de que la adenda recién fue aprobada al 31 de mayo.
Peo nosotros como empresa queremos cumplir con su plazo que es el 18 de setiembre, pero físicamente este Hospital estará terminado en el mes de diciembre del presente año” remarcó dicho profesional.

Carlos Velásquez Sánchez



miércoles, 22 de junio de 2016

LA FIESTA DEL JUANE


 

La fiesta del juane
Hoy, la selva peruana celebra una de sus fechas más significativas: la tradicional fiesta de San Juan
La fiesta de San Juan llegó a nuestras tierras de mano de los españoles, en épocas de conquista y colonización. Al coincidir con la fecha del Inti Raymi, no tardó mucho en convertirse en una de las ceremonias mestizas de mayor trascendencia, fusionando elementos cristianos y prehispánicos.
Hoy en día, todos los pueblos amazónicos del país realizan ceremonias conmemorando a San Juan Bautista, el santo patrono de la región.
 Liturgia amazónica
Cada año, la celebración se inicia con la escenificación del “baño bendito”: los pobladores de Iquitos, Pucallpa, Moyobamba, Tingo María y demás ciudades acuden a distintos ríos y aguas termales para sumergirse en el agua que creen bendita por el profeta cristiano. Luego de esto, la solemnidad de la ocasión adquiere un tono festivo y alegre, enmarcado por desfiles, música y bailes, que tanto turistas como nativos disfrutan al mejor estilo de la selva amazónica.
Pero quizás la costumbre más habitual durante esta fiesta sea la de desayunar, almorzar y cenar el famoso juane. Elaborado a base de arroz, huevos, aceitunas y presas de gallina, se trata de un plato regional que se sirve envuelto en hojas de bijao o plátano, formando una bola que representa la cabeza decapitada del Bautista, de quien toma directamente el nombre.
 Un plato actual
El origen del plato se encuentra en la antigua costumbre practicada por los pobladores amazónicos de internarse en la selva llevando sus alimentos envueltos en hojas. Con la llegada de los insumos europeos, el plato se enriqueció con arroz, gallina y los huevos de la misma, en reemplazo de la yuca, el pescado y los huevos de aves silvestres.
En la actualidad, ambas opciones se consideran tradicionales, además de suponerse aptas para todo tipo de innovaciones. Entre los ingredientes que pueden llegar a contener se incluyen el chancho, los frejoles, la cebolla, la chonta, el paiche y especias tanto nativas como importadas.

Festejo inolvidable: disfruta de la fiesta de San Juan

Las celebraciones de la fiesta de San Juan se realizan el 24 de junio en todos los departamentos que conforman la Amazonía

Cada 24 de junio se celebra en nuestro país la Fiesta de San Juan. En la selva peruana, incluyendo ciudades como Iquitos, Pucallpa, Tarapoto o Moyobamba, se realizan una serie de desfiles, concursos, bailes y distintas actividades en las que predomina la alegría.
En San Juan, Iquitos, se realiza una misa y se lleva a cabo una procesión que es acompañada por diferentes instrumentos musicales y bailes.
Previa al día principal, la noche del 23 de junio, hombres y mujeres suelen bañarse en las aguas de los ríos, pues se cree que en esa fecha San Juan las bendice y todo el que ingrese ahí tendrá felicidad y salud por el resto del año.
PLATO DE BANDERA
Una de las principales características de la Fiesta de San Juan es la preparación del juane, un plato que por lo general contiene arroz, huevos, aceitunas, culantro, gallina o carne.
Jessica Navas, Directora Regional de Ucayali, contó a ¡Vamos! que el juane en esa parte de la selva peruana incluye ingredientes como el arroz, el palillo, pimienta, comino, nuez moscada, ajo molido, huevo, presas de gallina y hojas de bijao.
Por otro lado, Juana del Águila, Directora de Turismo del Gobierno Regional de San Martín, mencionó que el juane puede clasificarse en distintos tipos según los ingredientes que se usan en su preparación.
Por ejemplo el ‘Arroz Juane’, que es el clásico hecho a base de arroz y gallina; ‘Avispa Juane’, hecho con carne molida; ‘Nina Juane’, con pollo tierno y huevos; ‘Chuchuli Juane’, con menudencia de gallina; ‘Uchu Juane’, con pescado, huevo y ají y ‘Sara Juane’, que tiene maní, maíz y un pedazo de carne de cuy.

Fiesta de San Juan: conoce las tradiciones de esta imperdible celebración

Esta festividad de nuestra Amazonía se celebra en todo el país el 24 de junio. No hay local, vivienda o calle donde los alegres personajes dejen de bailar, comer y beber
La fiesta de San Juan Bautista se celebra en todo el país el 24 de junio. Esta festividad de nuestra Amazonía atrae a turistas de todos los rincones del Perú y el mundo. No hay local, vivienda o calle donde los alegres personajes dejen de bailar, comer y beber.

Antiguamente, en la víspera del día central, la tradición guiaba a los lugareños durante la noche a acudir a los ríos para purificarse. Para algunos, esta actividad recuerda cuando San Juan Bautista bendecía las aguas de los ríos, asegurando la felicidad y la salud de quien se bañe en ellas. Una tradición que lucha por no desaparecer. Ahora, las ciudades de la selva no se detienenno es un día para descansar sino que se animan en familia y amigos al lado de la música, la chicha y el rico juane.


La mañana del 24 de junio empieza con el ajetreo de las mujeres que preparan el potaje tradicional. El juane es la versión moderna de un viejo hábito. Cuando los pobladores amazónicos se internaban en la selva llevaban sus alimentos envueltos en hojas. Pero fue la costumbre de salir al campo durante el día de San Juan la que creó el vínculo de este plato con la fiesta. De allí su nombre.
El tiempo se encargó de moldearlo y crear variedades: “juane” de yuca, de chancho, “avispa-juane” (asociado a las avispas del monte) o el “nine juane”, cocido en brasas ardientes. Se cree que en un principio fueron solo trozos de yuca con carne de animales, pero luego se introdujeron el arroz, las aceitunas y otros ingredientes que no son típicos de la Amazonia.
En la actualidad, la costumbre más oriunda es la de desayunar, almorzar y cenar juanes. Hacerlo es como comulgar. Están envueltos en hojas del bijao y acompañados de una salsa de cebolla y ají de cocona. Cada bocado ensancha la sonrisa del hombre amazónico y alimenta su mirada con el orgullo que produce nuestra identidad.

La Amazonía se viste de fiesta por San Juan Bautista

Dicen que la historia de la Fiesta de San Juan es un misterio, pues alrededor de ella pobladores nativos y mestizos contaron muchas historias, mitos y leyendas. Para algunos la fiesta religiosa de San Juan llegó con los conquistadores españoles y al coincidir con la fecha del Inti Raymi o Fiesta del Sol, se alimentó de elementos y rituales prehispánicos, convirtiéndose en una celebración popular, fusión de lo nativo y lo foráneo.
Lo que es seguro, es que la fiesta de San Juan Bautista simboliza la purificación del agua y el júbilo por los dones de la naturaleza. Son días de reflexión, pero también de jolgorio y alborozo que inspiran sentimientos de hermandad y unión entre los hijos de la Amazonía.
Y parte de esa tradición es el popular juane. Muchos nativos del Putumayo, Marañón, Huallaga y Ucayali cocinaban alimentos en bateas y canoas de madera renovando piedras calientes hasta que el agua hierva; pero esta era labor comunitaria. Cuando estaban solos usaban hojas de heliconias, plátano y bijao para envolver sus alimentos y ponerlos a fuego moderado hasta que se cocinen.
Los alimentos de hecho se cocían a medias, lo que en “lenguaje selvático”, precursor del quechua se llamaba “huanar”, de donde deriva huane y juane (amortiguado, cocido a medias, o modificado) que es como se le conoce actualmente.
Los primeros juanes eran de callampa, yuca, huevos de aves silvestres y pescado. Con la llegada de los españoles se agregaron los productos traídos por estos y aparece el juane de arroz con carne de gallina, aceituna, huevos de gallina y condimentos traídos por los colonizadores.
La fiesta de San Juan Bautista tiene carácter simbólico, por la importancia del agua, elemento sinónimo de vida en toda la Amazonía, durante la celebración de esta festividad se realizan fiestas con bandas típicas y el Juane es el plato principal.
En las diversas regiones de nuestra Amazonía -como Huánuco, San Martín, Ucayali, Amazonas, Loreto y Madre de Dios- la gente suele bañarse en las aguas de los ríos la noche del 23, para purificarse, pues existe la extendida creencia que en esta fecha San Juan bendice las aguas de los ríos y quien se bañe en él tendrá salud y mucha felicidad durante todo el año.
El día central la gente celebra misa y realiza una procesión que es acompañada por bandas típicas con bombos, tambores y flautas. También se acostumbra el baile de las “pandilladas” en donde la gente baila alrededor de una palmera cargada de regalos, la cual se conoce con el nombre de “humisha” o “unsha”.
Tingo María, “Puerta de entrada de la Amazonía”, ha venido realizando diferentes actividades por la Fiesta de San Juan. Mañana se realizará a las seis de la mañana la Solemne Misa en Honor a San Juan Bautista en la Iglesia Santa Teresita del Niño Jesús y a las siete la Procesión Selvática en Honor al Santo Patrono. La fiesta cierra a la una de la tarde el Mega Concierto de San Juan 2014 en Playa Tingo.
La Fiesta de San Juan también se traslada al valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) en donde se festeja con costumbres y tradiciones propias de esta parte del país como el tiro con arco y flecha, las danzas típicas, la pesca y los platillos típicos de la gastronomía local.
Como cada año se celebra el Festival de Comunidades Nativas en Kimbiri. Las actividades se inician con la llegada de los nativos provenientes de las distintas comunidades, quienes se movilizan por las diferentes arterias de la ciudad vestidos con sus indumentarias tradicionales.
Como parte de los festejos se realizan concursos de pesca y de tiro con arco y flecha; la preparación y degustación de masato; y el concurso “Cametsa Tzinane Tamposato″, por el que se elige a la “Señorita Más Bella del Río”.




HISTORIA DE LA FIESTA DE SAN JUAN



En si La historia de la Fiesta de San Juan o del Juane es un misterio, ya que pobladores nativos y mestizos contaban muchas historias, mitos y leyendas sobre el Juane,

La fiesta religiosa de San Juan llegó con los conquistadores españoles y al coincidir con la fecha del Inti Raymi o Fiesta del Sol, se alimentó de elementos y rituales prehispánicos, convirtiéndose en una celebración popular, fusión de lo nativo y lo foráneo.

La fiesta de San Juan Bautista simboliza la purificación del agua y el júbilo por los dones de la naturaleza. Son días de reflexión, pero también de jolgorio y alborozo que inspiran sentimientos de hermandad y de unión entre los hijos de la selva.

Fiesta principal de la selva peruana

El 24 de junio de todos los años se celebra en toda la amazonía peruana la fiesta de San Juan Bautista patrono de esta región, fiesta que tiene carácter simbólico, por la importancia del agua elemento sinónimo de vida en toda la amazonía, durante la celebración de esta festividad se realizan fiestas con bandas típicas y el juane es el plato principal.
En Saposoa la gente suele bañarse en las aguas de los ríos la noche del 23, para purificarse, pues existe la extendida creencia que en esta fecha San Juan bendice las aguas de los ríos y quien se bañe en él tendrá salud y mucha felicidad durante todo el año.
Por ello, todas las ciudades, pueblos y caseríos se visten de alegría el 23 y 24 de junio, para honrar al santo que según cuentan las leyendas fue elegido por el propio Dios como Patrón de la Selva.


Durante estas fiestas se realizan bailes, donde la alegría se demuestra con danzas regionales y diversión. En esta fecha el clima es impredecible, puede hacer frío o calor, o llover a mares o un sol abrasador, pero nada de eso importa, la gente provista con su buen juane de gallina como refrigerio, se vuelca a la rivera de los ríos, quebradas o balnearios, para celebrar esta fiesta que tiene importancia nacional, ya que los residentes selváticos en otras ciudades también celebran esta fiesta, contagiando de esa alegría propia del poblador de la selva, a gente de las ciudades de otras regiones, incluso del mundo, el juane es el plato principal en esta fiesta, que desde el día anterior al 24 de junio, se realiza toda una ceremonia en su preparación viviéndose con antelación la alegría de esta costumbre, se dice que la forma del juane tiene su origen en la decapitación de San Juan y presentado en bandeja de plata, el juane, está hecho a base de arroz, gallina, aceitunas, huevos y condimentos convenientemente sazonados, envuelto en hojas de bijao, los cuales se hierven en grandes ollas y al calor de una tuchpa , cocina rústica de la zona.

¿Por qué se le llama "Juane" o "Juanes"?

Muchos nativos del Putumayo, Marañón, Huallaga y Ucayali cocinaban alimentos en bateas y canoas de madera renovando piedras calientes hasta que el agua hierva; pero ésta era labor comunitaria. Cuando estaban solos usaban hojas de heliconias, plátano y bijao para envolver sus alimentos y ponerlos a fuego moderado hasta que se cocinen. Los alimentos de hecho se cocían a medias, lo que en lenguaje selvático, precursor del quechua se llamaba "huanar", de donde deriva huane y juane (amortiguado, cocido a medias, o modificado) que es como se le conoce actualmente. Los primeros juanes eran de callampa, yuca, huevos de aves silvestres y pescado. Con la llegada de los españoles se agregaron los productos traídos por estos y aparecen el juane de arroz con carne de gallina, aceituna, huevos de gallina y condimentos traídos por los colonizadores.


El color de la Fiesta de San Juan
Es la celebración más colorida e intensa de la selva. Conoce las razones para agarrar las maletas y viajar al oriente peruano.
San Juan Bautista es considerado el patrón de la Amazonía.
Con exactitud cuándo se creó la Fiesta de San Juan. Se sabe, por un lado, que tiene sus raíces en una antigua celebración prehispánica vinculada al solsticio de invierno. Sin embargo, con la llegada de los conquistadores españoles, la festividad se moldeó según el credo cristiano.
Con el paso del tiempo se incorporaron elementos tanto locales como foráneos, dando como resultado una celebración costumbrista y rica en matices espirituales.
En la actualidad, este evento simbólico y sincrético combina la tradición de San Juan Bautista, el hombre que bautizó a Jesús de Nazareth según la Biblia, y la reverencia hacia el agua, elemento de especial importancia para las comunidades selváticas.
La fiesta se lleva a cabo en diversos lugares de la selva, tales como Loreto, Ucayali, Tingo María y Tarapoto, Saposoa por citar algunos. A lo largo de junio se realizan concursos de danzas, exposiciones, presentaciones musicales, elección de reinas de belleza, ferias artesanales y culinarias, entre otras actividades.
Especial importancia tiene el consumo del juane, potaje ilustre de la región que representa la cabeza de Juan Bautista (quien, según el relato bíblico, fue decapitado).
Los días centrales son el 23 y el 24 de junio. La noche del 23, los pobladores acuden a los ríos para bañarse ya que, según la tradición, el santo de marras ha bendecido las aguas y, por lo tanto, les irá muy bien durante el año.

martes, 21 de junio de 2016

RECETA DEL JUANE DE ARROZ PARA LA FIESTA DE SAN JUAN


JUANE DE ARROZ CON GALLINA

INGREDIENTES (Para cuatro porciones)
½ gallina regional
¾ de arroz de grano largo
4 huevos de gallina crudos
4 huevos de gallina sancochados
8 aceitunas de Ilo
16 hojas de bijao huira huira
8 tiritas de corteza de plátano
para atar los juanes o cogollo de
palmera
4 hojas de laurel
una cucharadita de orégano
estrujado
1 cucharada de pimienta
½ cucharadita de cominos
4 dientes de ajos
½ cucharada de guisador molido
o triturado
Aceite para freír
PREPARACIÓN
Cocina Amazónica
Limpiar la media gallina y cortarla en cuatro presas. Preparar el aderezo utilizando los ajos chancados y triturados, el guisador molido, comino, pimienta y laurel. Freír todos losingredientes del aderezo en seis cucharadas de aceite en la olla donde hervirán las presas de carne.
Agregar dos litros de agua y hervir hasta que la carne esté suave. Tener cuidado que al término de la cocción quede aproximadamente dos tazas del líquido que será utilizado posteriormente. En olla aparte preparar el arroz normal, teniendo cuidado de no sobre-cocinarlo, es decir dejarlo ligeramente crudo, ya que la cocción se completará al final.
Limpiar las hojas de bijao cuidadosamente con un paño húmedo, para quitar cualquier basura. Aplicar las hojas una a una directamente al fuego para conseguir amortiguarlas y dejarlas muy suaves.
Batir en un tazón los cuatro huevos y reservar. Retirar las presas de la olla en que hirvieron y reservar aparte. Hervir los cuatro huevos restantes y quitarles la cáscara. Cortarlos por
la mitad. Reservar.
En un recipiente ancho (bandeja) vaciar el arroz de la olla y con un tenedor separar en lo posible los granos casi cocinados.
A continuación mezclar con el aderezo el arroz y los huevos batidos y el líquido del aderezo cuando enfríe.
Colocar sobre un plato hondo cuatro hojas de bijao amortiguadas y colocar la cuarta parte del arroz en el centro.
Una presa de la gallina en el medio, el huevo en dos mitades y dos aceitunas a los lados.
Envolver cuidadosamente con las hojas todo el juane. Dar la forma de una bola en punta hacia arriba y amarrar el juane con las pitas del tronco del plátano o el cogollo de palmera, que se deshilacha y amortigua directamente en el fuego para evitar que se rompa al momento de amarrar.
Proceder en la misma forma con los cuatro juanes. En la olla donde hirvieron las presas de gallina agregar suficiente agua con un poco de sal y cuando esté hirviendo colocar los juanes para que hiervan por lo menos una hora. Retirar los juanes y colocarlos punta abajo en una parrilla para que escurra el agua que pueda haber retenido entre los pliegues de la hoja de bijao.

Carlos Velásquez Sánchez

LA RECETA DEL DIA : JUANE DE ARROZ


INGREDIENTES: 
§  4 presas de pierna y pechuga de gallina
§  800 gramos de arroz
§  200 gramos de manteca
§  200 gramos de cebolla
§  100 gramos de maní
§  4 aceitunas
§  2 huevos duros
§  2 yemas de huevo
§  1 1/3 cucharadas de ajo molido
§  4 hojas de plátano
§  Sal
PREPARACION: 
1.     Se cuece la cebolla en una sartén.
2.     Se sancochan las presas junto con el maní.
3.     Se cocina el arroz y se mezcla con el ajo molido, las yemas de huevo, sal al gusto y la manteca.
4.     Luego de tomar el punto de sal, se coloca en las hojas de plátano en pequeñas porciones, rellenando la masa con presas de gallina, la cebolla cocida y el maní sancochado.
5.     Se agrega además trozos de huevo duro y aceitunas.
6.     Finalmente, se envuelve todo en la hoja haciendo un muñón en la parte superior y amarrándolo fuertemente.
7.     Se sancocha durante media hora en poco agua.


MUNICIPALIDAD DE SAPOSOA RECIBIRA PREMIO NACIONAL SELLO MUNICIPAL 2016

OTORGADO POR EL ESTADO

La Municipalidad Provincial de Huallaga obtuvo recientemente el Premio Nacional “Sello Municipal 2016” del Ministerio de la Mujer e Inclusión Social, concurso en el que participaron más de 1,200 municipalidades de todo el país.
El Presidente de la República Ollanta Humala Tasso y la Ministra de Desarrollo e Inclusión Social –MIDIS Paola Bustamante Suárez entregarán el Premio Nacional “Sello Municipal “Incluir para Crecer” Gestión Local para las personas a 326 municipalidades del país, que destacaron por mejorar los servicios públicos de su comunidad en el Marco de la Estrategia Naciona de Desarrollo e Inclusión Social “Incluir para Crecer” – ENDIS.
La Estrategia de Desarrollo e Inclusión Social, es un instrumento de gestión que permite articular  los diferentes niveles de gobierno en el logro de una adecuada nutrición y desarrollo infantil, alcanzar el desarrollo integral de la niñez y adolescencia, mejorar la inclusión económica y la protección de los adultos mayores.
La Municipalidad Provincial de Huallaga liderado por su Alcalde Arístides Grandez Peñaherrera apuesta por el desarrollo social y productivo de su jurisdicción agradece a las autoridades, representantes de instituciones locales y organizaciones sociales por haber hecho posible el trabajo en conjunto y coordinado para el logro de este importante premio nacional, ya que a pesar de las limitaciones presupuestales se pueda cumplir metas con la participación de todos los actores sociales y con el apoyo de los Programas Sociales del Gobierno Central “ concluyó.
El Alcalde Provincial recibirá este Premio Nacional el próximo martes 28 del presente mes a horas 5.00 p.m en la Sala Naciones, piso 08 del Centro de Convenciones de Lima.

Carlos Velásquez Sánchez

lunes, 20 de junio de 2016

LA ENCRUCIJADA DE LOS SIMBOLOS Y EL ABANDONO DE "LA GRAN SAPOSOA"


Solamente ha habido seis expediciones oficiales desde que se descubrió en el año 1999”La Gran Saposoa”, que es el mayor u más oculto Complejo Arquitectónico Chachapoya.
Camino a la “Gran Saposoa”, uno encuentra dos singularidades incitantes que revelan y desvelan.
La primera es de fondo, al llegar a la meta: Nunca se ha encontrado una ciudadela prehispánica en cuya capital sus muros de piedra en bajo relieve le rindan un masivo culto arquitectónico, astronómico y ritual al símbolo de la cruz, asociado en nuestras mentes al cristianismo.
Este centro de élite de los Chachapoyas llamado como “Las cruces” había controlado la parte administrativa, política y religiosa.
Según los primeros estudios arqueológicos desde el año 2000, en más de 400 edificaciones circulares, ubicadas en 08 Hás.  recubiertas por la maleza y la lluvia imperecedera.
En la ahora enmarañada plaza pública: en un extremo, se encuentra dos paredes contiguas con tres cruces en cada muro y en el lado opuesto un torreón circular de 03 mtrs. de alto con los íconos de cruces altas , grandes y en serie, cumpliendo un fin aparentemente ceremonial.
En realidad, la desbordante mañana en que llegamos allí, todas las subidas rocosas y lodosas resbalaban hacia las cruces como a un corazón imantado.
Llegar allí, era sentir corrientes eléctricas en lugar de venas.
“La Gran Saposoa” en su totalidad se extiende a lo largo y alto de 1,000 Hás. , lo que le hace más grande que Macchupicchu”, según datos del INC, pero poseído por el bosque en un 70% , por lo que nadie  ha podido hacer mapas panorámicos totales en detalle.
Sin embargo, antes de hallar esta maravilla y su capital, había una segunda particularidad, de forma, al partir: Para llegar a la “Gran Saposoa”, es todavía materialmente imposible hacerlo desde el propio Distrito Saposoa, porque en medio hay una selva indomable.
Hubo una expedición que quiso hacerlo y llegó, pero se perdió por más de dos meses.

Por lo tanto, hay que bordear el territorio en un hercúleo viaje de 08 horas en auto hacia Chachapoyas, luego 03 horas para Leymebanba y después continuar 04 horas hasta Balsas, a un costado de Celendín, serpenteando luego una cabecera del río Marañón.



EL ENIGMA DE LAS CRUCES
El cansancio nos dejaba entre la espada y el paredón, seguiría 06 horas inflexibles con el lodo en los muslos hasta la cima del “Gran Saposoa”.
Sus linderos estaban marcados por paredones increíbles de 05 mtrs. con sinuosas pinturas rupestres.
La selva sigue la espiral de la existencia, cuando más golpea, luego más consuela.
Cuando nos quedamos sin agua, las huacanqui o las lágrimas de las rocas que los mitos atribuyen propiedades eróticas nos reanimaría.
El instinto de vida hasta coronar el centro ceremonial y la plaza de 30 por 40 mtrs. cuadrados de “Las Cruces”.
Desde allí una hora más, tres torreones militares de 10 mtrs. mostrarían la escondida monumentalidad chachapoya, ya más parecida a una fortaleza, ubicadas entre las coordenadas 6ª59’15” y 77ª36’28” en la confluencia de los ríos Huabayacu y Bravo.
No se tienen estudios sobre la función de las cruces, confiesa el Arqueólogo Cristian Hidalgo.
Aunque los “chachas” utilizaban signos geométricos, siempre el zigzag, el rombo y las grecas.
La cruz es uno de los símbolos más viejos de la humanidad y de muchas religiones.
Las Chachapoyas no son cruces latinas del cristianismo (en las que el vertical es más grande que el horizontal), sino son análogas a las “cruces griegas”, con los cuatro brazos en equitativa longitud.
Si se revisan los libros en la costa norte se hallan vestigios de cruces en la Hacienda  Monte Carmelo de la Cultura Virú,  con una antigüedad de 2,000 años. Y hay un motivo cruciforme en Chavín de Huantar, pero es con los Chachapoyas que se tiene una simbología manifiesta.
Existen tres indicios “chachas”, aunque no en la magnitud de la “Gran Saposoa”:
1.-En los mausoleos de Révoch en Luya (Amazonas), existe una cruz estucada en un barranco inexpugnable entre símbolos funerarios en forma de “T”.
2.-En un muro de la Iglesia de la Jalca, levantada sobre una vieja pared con cruces empastadas en arcilla colorada.
Según Peter Lerche en su estudio “Los Chachapoyas y los símbolos de su historia”, en el templo más antiguo en el Departamento de Amazonas.
La identidad del proto – símbolo cruz de ambos mundos ideológicos de los Chachapoyas y de los europeos explica, porque los frailes permitían su aplicación en los muros de una iglesia cristiana.
Federico Kauffman Doig agrega en su último libro : “los religiosos transfirieron al cristianismo el simbolismo que detectaba el emblema cruciforme entre los Chachapoyas.
El sector pre hispánico en el que se conservaba por siglos el signo, ha sido calcado en los años 80 – 90 al efectuarse obras de restauración de la antigua iglesia…la cruz al igual que la chacana podría ser uno de los símbolos de la Diosa Tierra.
3.-Se encontraron emblemas de cruces en la Laguna de los Cóndores, donde se rescataron más de 200 momias.
Había una vasija ceremonial con tres cruces repetidas (igual que en los muros de la “Gran Saposoa” pero con la técnica del vidriado, desconocida en el antiguo Perú  y que solo pudo ser asimilado en el periodo de la conquista.
Kauffman conjetura: podrían indicar que la evangelización estaba en marcha y que a través del uso de este emblema, el difunto no agredía ni al cristianismo ni a las tradiciones de sus pasados, ya que pòr amabas culturas, por igual este emblema era reverenciado.
Adriana Von Hagen publicó en un libro la foto de un crucifijo colonial (ya con la cruz latina) encontrado entre las momias y que es expresión de esta simbiosis religiosa.