lunes, 25 de febrero de 2013

Sicario asesina a ingeniero en plena parrillada

LANARES PAREDES HABIA ALQUILADO UNA CAMIONETA A DIRIGENTE SINDICAL
Juanjuí. El conocido ingeniero Luis Lanares Paredes (32), fue asesinado de un disparo en la cabeza, que le propinó un sujeto, en una parrillada, en el cercado de Juanjuí; este asesinato fue presenciado por la esposa y el menor hijo de la víctima, quienes se quedaron atónitos, junto a las dos mujeres que servían los pollos.   

Este lamentable hecho ocurrió alrededor de la 1:00 p.m. en la primera cuadra del jirón Mariscal Cáceres; en donde, según versiones de los testigos, un sujeto de mediana estatura, vestido de polo blanco, se dirigió raudamente a donde se encontraba Luis Lanares Paredes, departiendo con su cónyuge y su hijo, para propinarle un certero balazo en la cabeza, para luego huir a bordo de una moto lineal, de color rojo, acompañado de otro sujeto que lo estaba esperando.

La sangre, producto del disparo, salpicó en la ropa del menor hijo de Luis Lanares Paredes, mientras su esposa,  Alice Rudina Dávila, de ocho meses de gestación entró en una terrible crisis nerviosa, al igual que las dos testigos, que minutos antes le habían servido su parrillada.

Conocido el terrible hecho miembros de la SEINCRI de Juanjuí, se apersonaron a la escena del crimen, en compañía del representante del Ministerio Publico, quien ordenó el levantamiento del cadáver, para que se le practique la necropsia de ley. 

Hasta el cierre de esta edición, se desconocía cual podría ser el móvil, por el cual, el ingeniero fue ultimado por el sicario.

Cabe precisar que Luis Lanares Paredes, tenía una camioneta Hilux 4x4, color marrón; que días antes  le había sido alquilada, al sindicato de construcción civil José Carlos Mariátegui, para el uso exclusivo del dirigente Henry Grandez Inuma, quien  fue detenido por provocar disturbios en el plantón contra la empresa Casa H&H constructores.

Luis Lanares Paredes, trabajaba como extensionista en el programa Cacao del Valle del Pajarillo, destacando por su vocación al trabajo.